Cuida, repara e hidrata a diario la delicada piel de los más pequeños.

La crema hidratante pediátrica con manteca de karité, potencia la regeneración celular, es muy hidratante y tiene un alto poder nutritivo con un efecto duradero. En las pieles más sensibles, atópicas o con eczemas, es altamente aficaz para regenerar la piel y tiene poder anti-irritante.

Esta loción corporal contiene además un 5% de aceite de almendras, rico en ácidos grasos esenciales Omega 3, 6 y 9 que en combinación con la manteca de karité al 4%, tiene acción calmante, hidratante y protege, cuida y restaura la barrera natural de la piel proporcionando suavidad y fexibilidad. Proporciona una sensación de bienestar y comodidad a la piel delicada y sensible de los más pequeños.

Gracias a su acción emoliente, el aceite de almendras de esta loción corporal infantil, suaviza las irritaciones cutáneas provocadas por eccemas u otras inflamaciones.